Funciones de la documentación informativa




La documentación practica un papel muy importante en la labor del periodista, forma parte de todo el proceso y elaboración de cada pieza periodística. Por ello, vamos a establecer cuáles son las funciones de la documentación informativa en las cuales el trabajo del documentalista es vital para el desarrollo de la pieza periodística

En primer lugar hablaremos de la función previsora. Muchas de las noticias que recibimos al día son previsibles, por lo que los documentalistas o redactores deben tener listo el material informativo para cuando sea necesario. Es por ello que los documentalistas deben trabajar con bases de datos, con datos registrados que permiten constituir una agenda de los mismos. Gracias al análisis de documentación por parte de los documentalistas pueden alertar a los redactores de posibles noticias. En definitiva, los documentalistas prevén acontecimientos que pueden ser noticia, se anticipan detectando señales sobre posibles temas. Además, recolectan información de temas o noticias que se repiten ciclicamente. Un ejemplo claro sería cada vez que se celebran elecciones, en nuestro país cada cuatro años, los documentalistas haciendo uso de la función previsora se adelantarán recuperado datos de los anteriores comicios. Toda la información que sea relevante para la inminente publicación de noticias relacionadas con las elecciones vigentes. Es trabajo del documentalista es el de revisar publicaciones de diferentes fuentes informativas poder así contrastar todo lo consultado.

Por otro lado, tenemos que abordar la función preparatoria que complementa a la función previsora, ya que después de prever una noticia o acontecimiento hay que seleccionar entre toda la información encontrada y escoger cuál es la más interesante. El ejemplo más claro del uso de la función preparatoria es cuando el documentalista prepara información acerca de un personaje en cuestión para el posterior desarrollo de una entrevista. El periodista recibirá un dossier con toda la información importante y significativa del personaje que va a entrevistar, un trabajo que ha de desempeñar el documentalista investigando previamente sobre el personaje en cuestión. De esta manera el periodista hará las preguntas pertinentes ya que, gracias al trabajo de documentación, conoce bien al personaje a entrevistar.

Además, destacaremos la función crítico-verificadora, una función vital a la hora de publicar informaciones fiables y de calidad. Hay que consultar la información a través de diferentes fuentes, hablar con los diferentes protagonistas de una misma información. En una redacción la función crítico-verificadora es vital para que se puedan llegar a publicar noticias reales, por lo cual el mejor ejemplo de esta función es el trabajo que realizan los redactores a la hora de contrastar la información, hablando con diferentes fuentes sobre el mismo tema y entrevistando a todos los protagonistas posibles de un acontecimiento en concreto. Cuantas más fuentes utilicen los redactores más fiables serán las informaciones publicadas.

Seguidamente hablaremos de la función completiva que consiste en completar el mayor número posibles de detalles de una misma información. Como en el punto anterior, hay que tratar el mayor número de fuentes fiables y evitar las no fiables. El documentalista, en colaboración directa con el periodista, debe completar la información con datos, fotografías, documentos, etc. todo lo necesario para publicar una noticia completa, una noticia que está bien documentada. El mayor ejemplo de esta función es cuando se complementa una nota de prensa emitida por una agencia de noticias con declaraciones, imágenes o datos relativos que sirven para ampliar la información de la nota de prensa y poder así publicar una noticia o inclusive un reportaje, en el caso de que se haya investigado los suficiente acerca del tema en cuestión.

A continuación trataremos la función lingüístico-clasificadora que hace referencia a la escritura de los textos. Gracias al trabajo de documentación se pueden revisar errores posibles como faltas de ortografía y gramática. Es importante, además, el hecho de emplear un lenguaje cuidado y neutro en pro de la transparencia e imparcialidad. Un ejemplo de esta función es el trabajo de revisión de noticias y reportajes que muchos redactores realizan antes de la publicación de una noticia. Es una tarea vital y muy necesaria, sobre todo en estos tiempos que corren en los que las noticias 'vuelan' y donde todos los medios tienen sus versiones digitales en los que la rapidez a la hora de publicar una noticia puede jugar una mala pasada si ésta no ha sido previamente revisada. Hoy en día es fácil encontrar errores ortográficos en medios digitales, algo que desprestigia al medio en cuestión y que es fruto de saltarse esta función.

No podemos pasar por alto la función informativa que permite la colaboración de los documentalistas en su ejercicio de recopilación de datos de un tema en concreto para, de esta manera, realizar un análisis en profundidad sobre una noticia en cuestión. El documentalista, por tanto, no sólo surte de información sino que la analiza. El mejor ejemplo de esta función es cuando el documentalista aporta al periodista recopilaciones, biografías, estadísticas, gráficos, etc. sobre un tema es cuestión. Toda esta información sirve para la publicación de una noticia redonda, contrastada fiable y real. La función informativa, en definitiva, es un trabajo en equipo indispensable para la publicación de noticias auténticas y veraces.

Es importante también la función orientadora que no es otra cosa que informarse profundamente para poder trasmitir confianza a los usuarios que reciben la información del medio. Esta función se realiza argumentado lo máximo posible un tema para que el mensaje se trasmita de la mejor manera posible. Un ejemplo de función orientadora es cuando se cotejan las informaciones facilitadas por las notas de prensa ya que, en muchas ocasiones, éstas tienen una clara ideología. La función del periodista es la de ser veraz y contar la información de la manera más neutral e imparcial posible.

Cabe destacar la función explicativa cuyo objetivo principal es analizar los antecedentes de una noticia o hecho informativo. Un ejemplo de esta función es cunado el documentalista ofrece al periodista los antecedentes, apuntes, reseñas, etc necesarios que explican una noticia en concreto.

No podemos obviar la función profesional. Para ser un profesional de la comunicación es vital actualizarse a diario y hacerlo de manera más específica sobre los temas que va abordar. Por ejemplo, un redactor de deportes tendrá que estar al día de los resultados de los partidos fútbol y todas las noticias que se generen en el ámbito deportivo. Y es que, en cuestión de minutos las noticias pueden ar un giro de 180 grados, por lo que es vital ser un profesional y estar atento de lo todo lo que acontezca en tu género periodístico en cuestión

Es imprescindible también la función modélico-narrativa que debe analizar cómo se va a contar un tema en concreto, identificando cuál es la mejor manera de hacerlo. Todo dependerá del tema o noticia que se esté tratando. Un ejemplo de esta función es cuando el documentalista aporta formas de expresión que sirven para tratar noticias complicadas. En definitiva el documentalista aportaría al redactor recursos lingüísticos que propiciarán que se informe mejor sobre un tema o noticia en concreto.
También debemos abordar la función sugestiva que surge cuando al periodista, en el acto de documentarse y leer informaciones, pueden surgirle nuevos temas o ideas para otras noticias. Consultando información sobre un tema, normalmente, surgen planteamientos para la redacción de otros temas. Es algo que le sucede a todo periodista al informarse y documentarse en torno a un tema específico.

No podemos pasar por alto la función probatoria que, como su propio nombre indica, sirve para probar la información. Esto se puede hacer gracias a la consulta de imágenes, vídeos, documentos, etc. sobre un tema en cuestión. Por ejemplo, un periodista está realizando un reportaje sobre la Guerra Civil española y, al documentarse para éste, cuenta con la ayuda del documentalista quien verifica toda la información antes de la difusión de la misma. Para ello, se ayudará de todo tipo de recursos que traten el tema que está abordando en cuestión.

Además, debemos abordar la función creativa cuyo objetivo es inspirar a los periodistas para que traten nuevas ideas. Por ejemplo el documentalista se hace eco de temas demandados por los usuarios y, del mismo modo, inspira al periodista para que éste trate temas desde un nuevo enfoque.

Es vital la función de rentabilidad cuya función principal es la de reutilizar materiales informativos creados por el medio. Esta función se centra en la gestión de los propios fondos de un medio en cuestión. Un ejemplo de esto es cuando el documentalista revisa la propia hemeroteca del medio para el que trabaja desgranando del mismo todo tipo de informaciones y datos relevantes para poder publicar nuevas noticias.

En último puesto tenemos la función editorial cuyo cometido principal por parte de los documentalistas es el de aportar hechos, datos, antecedentes, circunstancias, opiniones, etc. que avalen y ratifiquen la línea editorial del medio de comunicación para el que se está trabajando.