'ALEJANDRO' de Lady Gaga por Steven Klein

Poto vía Infomag


Imagen que pertenece al videoclip 'Alejandro' de la cantante Lady Gaga, protagonizado por ella misma y el modelo brasileño Evandro Soldati. El videoclip se publicó en 2010 y está dirigido por el fotógrafo estadounidense Steven Klein. El director dio forma al videoclip basándose en su propio trabajo fotográfico 'The Steven Klein Academy', que publicó en 2009 la revista V Magazine. El clip utiliza imaginería religiosa para presentar a un grupo de hombres que viven de su sexualidad libremente, mientras son observados por una mujer, Gaga.


Esto es lo que el propio director declaró para explicar el significado de este complejo a la vez que misterioso videoclip: “El simbolismo religioso no se usaba para denotar nada negativo, pero representa la batalla que la protagonista mantiene entre las fuerzas oscuras de este mundo y la salvación espiritual del alma. En el final del videoclip ella elige ser una monja y la razón por la cual su boca y ojos desaparecen es porque ella está sacando sus sentidos del mundo del mal y está introduciéndose en el mundo de la oración y la contemplación."


Analizando la imagen de manera técnica y teniendo en cuenta la escala de iconicidad, estaríamos ante un grado 8, ya que estamos ante una imagen fotográfica en color en la que el grado de definición de la imagen está equiparado al poder resolutivo del ojo medio.
En cuanto al tipo de imagen, estaríamos ante una imagen visual, ya que la instantánea es una imagen que percibimos al mirar directamente a una persona o paisaje. Del mismo modo, podríamos catalogar esta imagen como artística, ya que ésta es precisamente la intención del autor, el presentar una imagen con una intención artística. Además, si analizamos el contenido de la imagen podríamos catalogar la misma como una imagen simbólica, ya que existe una relación directa entre la imagen y la idea trasmitida por ésta.

Lady Gaga en un total look black más labios en burgundy

En cuanto a los elementos morfológicos de la imagen podemos hablar, en este caso, de un punto principal de atención, por su posición en la imagen en primer plano, el hombre en ropa interior (Evandro Soldati) que porta una pistola dorada. En un segundo plano, aunque muy presente en la imagen, tendríamos a la monja tumbada (Lady Gaga). Si hablamos de la línea, como elemento que configura la estructura de la imagen, podemos destacar la imaginaria línea recta en la que se presentan ambos personaje, una línea que denota decisión y vigor. Hablando de la manera en la que está representada la forma, podemos destacar la proyección de la imagen donde se potencia lo horizontal, se trata de una estructura fría, estática y sin movimiento. Si nos centramos en el color, en la imagen predominan los colores fríos, los tonos azules, grisáceos, el color cetrino de la piel de los protagonistas, el negro como tono principal que baña la escena, una gama cromática pálida y macilenta muy característica del fotógrafo (en este también caso director) que hace contraste y, de hecho, se rompe con el rojo vibrante de hábito de la monja. Los tonos azules portan serenidad y armonía, mientras que los tonos grisáceos denotan equilibrio y neutralidad. Por último, el color negro que invade toda la imagen, añade la elegancia y sobriedad a la misma. En cuanto a la luz, podemos ver cómo se ha acentuado el brillo de los cuerpos de los protagonistas con una luz que viene desde arriba, dando un cierto halo divino a la imagen. Este halo de brillo suavizado se puede ver especialmente en la parte del hábito de la monja que cubre su cabeza. Para el resto de la imagen se ha utilizado un luz artificial indirecta que crea claroscuros en la escena.

“El simbolismo religioso no se usaba para denotar nada negativo, pero representa la batalla que la protagonista mantiene entre las fuerzas oscuras de este mundo y la salvación espiritual del alma. En el final del videoclip ella elige ser una monja y la razón por la cual su boca y ojos desaparecen es porque ella está sacando sus sentidos del mundo del mal y está introduciéndose en el mundo de la oración y la contemplación." Steven Klein.



Si nos centramos en los elementos dinámicos podemos destacar que el movimiento es más bien inexistente, la imagen es estática, no sólo porque se trate de un fotograma, sino que visionando el vídeo se puede ver que en la escena lo que se mueve es la cámara, mientras ambos protagonistas permanecen estáticos.
Por su parte, la tensión se consigue gracias al contraste cromático entre colores complementarios, cálidos y fríos, claros y oscuros; y además, gracias a la sensación de profundidad de la imagen. Finalmente, podemos añadir que se trata de un plano general donde se representa a la figura humana completa dejando bastante aire a su alrededor.

Haciendo una lectura más profunda de la imagen, hay tres cosas importantísimas que deberíamos saber para apreciar una buena buena fotografía. En este caso una instantánea tomada de una imagen en movimiento. En cualquier caso, podemos asegurar que el propósito de la imagen es claramente comercial, Lady Gaga es seguramente la cantante más comercial del momento y la imagen en este sentido no tiene otro fin que el citado. Eso sí, siempre teniendo en cuenta el estilo del artista que, en este caso, es siempre polémico, provocador, desvergonzado. Por último, en cuanto al proceso tenemos que indicar que para capturar esta imagen se llevó a cabo una producción espectacular, un videoclip de casi 9 minutos, del cual esta imagen es la escena final
.
Más detenidamente y desglosando aún más la imagen podemos hacer el ejercicio que propone Michael Freeman y contestar a las 10 preguntas que sirven para profundizar la lectura de imágenes. En primer lugar, lo que más impacta de la imagen es el contraste entre la sexualidad que trasmite el hombre en ropa interior, con la serenidad tenebrosa que emana de la figura de la monja. Si nos centramos en el género fotográfico, podemos enmarcar la fotografía en el campo editorial y de moda, que es el ámbito donde mejor se caracteriza la obra de Steven Klein. De hecho, como decíamos al principio, este trabajo está basado una editorial de moda que el propio Klein hizo para una conocida publicación. Así que, podríamos decir que en esta imagen el artista se reintrepreta a sí mismo. Como también mencionábamos anteriormente, el uso es puramente comercial, siendo esta una imagen de un videoclip hecho para llegar a un público mainstream. La situación inmediata en la que se tomó la imagen, se presupone que es parte del trabajo de making of del vídeo, a pesar de ello, esta fotografía está considerada por muchos críticos como una de las mejores imágenes de la trayectoria de los últimos años del trabajo de Klein. Evidentemente, se trata de una fotografía planificada, nada espontánea y claramente dirigida, en la que todos y cada uno de los detalles están más que estudiados. Técnicamente, es claro el uso del claroscuro en la imagen gracias a la utilización de la luz desde arriba que da ese aspecto celestial a la imagen. También es importante en la imagen la profundidad de la escena y la coloración de la que ya hemos hablado anteriormente.

Por otro lado, está claro que el artista utiliza manierismos propios, al ver esta imagen se sabe de primeras que está firmada por Steven Klein, su estilo sexy, irreverente, transgresor y misterioso, es parte de las señas de identidad del artista. El propósito de la foto y la finalidad de la misma es formar parte de un trabajo, en este caso, ser parte de un videoclip musical. Por último, podemos asegurar que la imagen funciona, de hecho esta instantánea ha recorrido portales y medios especializados como una de las imágenes que mejor resume el estilo de Steven Klein. Además, el videoclip cuenta con un total de 397 millones de reproducciones, y está considerado como uno de los mejores videoclips de Gaga. Por la parte que le toca al modelo, Evandro Soldati, la participación en esta imagen supuso que su nombre se conociera en todo el mundo, a pesar de haber tenido una trayectoria considerable en el mundo de la moda, su trabajo en esta imagen consolidó su estatus como modelo top model internacional.

Finalmente podemos establecer que estamos ante una imagen artística ya que esta imagen ha estado de manera subjetiva en la mente del artista, en este caso Steve Klein, y posteriormente éste la ha objetivizado con la realización del videoclip y todas las imágenes que emanan del mismo, Por otro lado, podríamos también decir que estamos ante una imagen publicitaria, ya que esta imagen se ha desarrollado para fines comerciales, en este sentido, podemos decir que la imagen cumple una función fática ya que pretende captar la atención del público; y además, una función apelativa, ya que se ha utilizado una imagen impactante con el fin de que se compre el producto, en este caso una imagen que representa un producto musical.

He elegido esta imagen porque creo que representa a al perfección el estilo de este fotógrafo de moda al que tanto admiro. Pienso que la fuerza de la imagen es incombustible y que su calidad tanto técnica como artística son inmejorables. Creo que la imagen pasará a la historia de la cultura pop como una fotografía provocadora, irreverente, descarada, decadente... características que describen a la perfección tanto el trabajo de Steven Klein como el de la protagonista Lady Gaga.

Fuentes consultadas: